La persiana mallorquina es un cierre externo de la ventana que está directamente ligada al estilo de la fachada de un edificio y que contribuye a aumentar su valor arquitectónico.
Históricamente se ha realizado con madera, aluminio o hierro. Estos materiales tienen grandes virtudes pero también grandes defectos.
La madera garantiza un óptimo aislamiento térmico pero necesita un continuo y costoso mantenimiento; el aluminio y el hierro tienen una gran resistencia pero tienen una alta permeabilidad térmica.

Por esta razón la empresa solat ha estudiado una persiana mallorquina realizada totalmente con pvc. 

De hecho, gracias a la experiencia de más de 40 años de extrusión de materiales plásticos ha conseguido poner a punto una serie de perfiles que permiten realizar persianas mallorquinas:

  • robustas, gracias a la utilización de tubos de acero;
  • resistentes a los agentes atmosféricos o al smog;
  • que no necesitan mantenimiento en el tiempo;i;
  • con una alta capacidad para aislar gracias a la baja conducibilidad térmica del pvc que permite mantener el fresco en verano y proteger del frío en invierno.
  • además la amplia posibilidad de elección entre formas y colores permite respetar cualquier exigencia arquitectónica.